Viajes

Escapada a Salamanca│ Sitios recomendados

¡Hola a todos! No estaba muy segura de seguir con esta sección del blog y hablaros de pequeñas escapadas y viajes que hago, pero al final me he animado porque creo que puede servir de ayuda si vais a los mismos sitios alguna vez. Hoy os quiero contar mi pequeña escapada de fin de semana a Salamanca, la única capital de provincia que me quedaba por conocer de Castilla y León. ¿Lo vemos?

Más que contaros qué ver, me gustaría enfocar estos post a contaros mi opinión sobre sitios que visito, restaurantes, tiendas, lugares, etc para recomendaros lo que me gusta o pienso que merece la pena o por el contrario, evitaros un chasco.
Llegué con mi chico a Salamanca por la mañana. Teníamos reservada una habitación en un hostal en pleno centro y nos costó un poco aparcar (un poco = media hora dando vueltas como unos desgraciados). Hay varios parkings por el centro pero el precio ronda los 14-16€/día así que preferimos buscar un poco y al final tuvimos suerte.
Nos fuimos a dar una vueltecilla antes de presentarnos en el hostal. Teníamos un poco de hambre así que paramos a almorzar en una cafetería que estaba muy bien situada. Se llama Cafetería El Aula. Nos sorprendió que para estar en medio de todo el centro monumental fuera tan barata. Tomamos dos refrescos y dos tapas por 4,20€. El local era muy agradable y me gustó la decoración mucho.

Con las pilas recargadas fuimos a ver la Casa de las Conchas, la Universidad y buscamos la famosa rana en la fachada. La encontré y espero que me de mucha suerte :P.

El centro monumental de Salamanca me pareció una zona tranquila y llena de vida. La verdad es que nos gustó mucho pasear por allí.
Un rato después fuimos al hostal en pleno centro. Se llamaba Salamanca Suites. Era un piso reformado en un portal de vecinos. Tiene 8 habitaciónes, tanto dobles como cuádruples y el precio es muy económico. Para pasar una noche o dos si no se va a estar mucho en la habitación está bastante bien. Todo estaba muy limpio y en la recepción te dan información sobre la ciudad si la necesitas. Lo único malo es que se escucha todo porque las habitaciones están muy juntas, e incluso se escuchan las conversaciones de recepción (y eso que nuestra habitación estaba en la otra punta). Tuvimos la suerte de que los otros huéspedes que había eran personas respetuosas y no hubo ruidos excesivos. Para un viaje de negocios o estudios no lo recomendaría.

Dejamos las cosas y nos fuimos a dar una vuelta. Esta vez llegamos hasta el huerto de Calixto y Melibea, un lugar muy pintoresco. Allí me encontré con la celestina y disfrutamos de unas vistas tranquilas y bonitas. Desde allí nos acercamos hasta el puente romano y después volvimos hacia el centro para ir buscando un sitio en el que comer.

 

Durante el paseo nos dieron varios papeles promocionando varios menús del día y al final optamos por uno en un bar- restaurante llamado Don Quijote. Como estaba lleno nos dieron la opción de comer en un patio interior que tienen. Estaba equipado con estufas y mantas y nos quedamos. La verdad, la comida no nos gustó nada. Aunque había varios primeros y segundos, no tuvimos muchas suerte y por lo que leímos después sobre el local, no somos los únicos que lo pensamos. El precio fue económico (10,50€/menú) pero la calidad baja.

Después de comer nos acercamos hasta la Plaza Mayor a tomar un café. Elegimos el Café Real, un bar que tenía pinta de ser de toda la vida. Un poco caro, pero es lo que tiene estar en plena Plaza Mayor.

Con las pilas cargadas nos fuimos a ver algunas tiendas. En la Calle Toro podéis encontrar muchas tiendas (Women Secret, Spf, Zara, Massimo Dutti, H&M, Pull&Bear, Stradivarius, Bershka, Bijou Brigitte,etc). Estaban de rebajas así que piqué con alguna cosilla y aproveché para comprar regalos ;).
Después de una tarde de compras y paseos, descansamos un poco en el hotel, nos preparamos y salimos a picar algo. Me habían recomendado las patatas bravas de un bar llamado El segundo. Fuimos y no nos defraudaron, estaban buenísimas y además se notaba que era la tapa estrella del bar.
Otro sitio que nos gustó mucho fue un pub irlandés llamado The Irish Theatre. Es un local para ir a tomar cerveza sobre todo y estuvimos muy a gusto allí.

La zona de tapeo está en la calle Van Dick y allí también podéis encontrar un montón de bares para cenar de pinchos y tapas.

Como nos íbamos al día siguiente, no estuvimos hasta muy tarde. Os puedo decir que había bastante fiesta, pero el último pub en el que estuvimos nos horrorizó. Se llama Garamond y a parte de cobrarme 16€ por dos copas que apestaban a garrafón, el ambiente no nos gusto nada. Este es el único sitio al que no volveremos xD.

Al día siguiente, nos sirvieron el desayuno en la habitación (algo que nos sorprendió en un hostal tan modesto) y nos fuimos a dar una última vuelta por la ciudad. No queríamos marcharnos sin comprar el típico hornazo. Nos recomendaron un sitio para ello, Horno San Juan, pero estaba cerrado y terminamos comprándolo en La favorita. Nos gustó mucho.
Tampoco podía marcharme sin comprar una palmera. Me encantan y cuando voy a un sitio nuevo me gusta probar. Me recomendaron la de Croissanteria Paris, un local con mucho encanto en plena calle Rúa Mayor donde podéis comprar croissanes salados y dulces buenísimos y también unas palmeras grandotas como la que me llevé yo 😛

Antes de irnos, tomamos un par de refrescos y dos tapas en un bar, Patio Chico. Nos gustó mucho y yo cogí alguna idea para ponerla en práctica en mi cocina y enseñárosla en mi otro blog.

Disfrutamos mucho de la breve pero intensa escapada a Salamanca y nos quedamos con ganas de ver y probar otras cosas así que espero volver.

¿Qué me contáis sobre esta ciudad? ¿Habéis estado? ¿Conocéis los lugares de los que os he hablado? ¡Hasta la próxima!

Anuncios

6 comentarios sobre “Escapada a Salamanca│ Sitios recomendados

  1. Ayy que te voy a decir yo de mi Salamanca si es mi segunda ciudad. Parte de mi familia materna son de allí así que con eso te digo todo.
    ¿No fuiste por la catedral? es visita obligada ehhh =D y al igual que en la fachada de la universidad que está la rana, también hay un labrado, pero en la catedral es un astronauta.
    Besos

    Me gusta

  2. El Garamond, jajajaja, veo que no cambian nada.
    La verdad que Salamanca para ir de tapeo es un gustazo (me pasa un poco como en León).
    Había un sitio cerca de la plaza Mayor que no se si seguirá abierto, Bambú, tenían unas tapas impresionantes.

    ¡Un besote!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s